Cancer | OncoSalud Prevencion y Proteccion

Cáncer de Cérvix

PREVENCION Y MANEJO DEL CANCER DE CÉRVIX

El cáncer de cérvix es una patología muy frecuente en nuestro medio representa la primera causa de muerte por cáncer ginecológico en Latinoamérica siendo en el Perú también la primera causa, en rivalidad constante con el cáncer de mama, siendo su incidencia en Lima de 32.8/100 000 habitantes. Es también una enfermedad donde la Prevención y diagnóstico temprano ha tenido más impacto pues el cérvix uterino es  un órgano fácilmente abordable al examen con la colocación del espéculo vaginal y algo tan simple como una citología del cuello uterino (Papanicolau) puede hacer la gran diferencia.

En más del 90% de los casos esta neoplasia se asocia al papiloma virus  humano (PVH), agente transmitido sexualmente existiendo cerca de 30 a 40 subtipos relacionados a lesiones ano genitales, este virus se dice podría llegar a infectar a cerca del 50 % de la humanidad, existiendo actualmente incluso vacunas preventivas a su transmisión. Este agente no actúa solo pues factores como mala alimentación, estrés, enfermedades debilitantes y especialmente el tabaco ayudan al desarrollo del cáncer de cérvix.

Al inicio como todo cáncer, la neoplasia maligna de cérvix presenta un estado premaligno de larga evolución llamada displasia o NIC, caracterizado por la degeneración constante de las células inducidas por la acción del PVH, hasta llegar al cáncer, es durante este periodo que los esfuerzos médicos preventivos están dirigidos pues con diagnósticos de enfermedades tempranas del cérvix, el porcentaje de curación es de casi el 100%.

Para el estudio poblacional y descarte masivo, el Papanicolau es insustituible pero no es un método totalmente seguro pudiendo fallar en un porcentaje que supera el 25%, por tanto debe efectuarse este estudio con frecuencia anual de preferencia y de hallarse alteraciones en éste, se procede a evaluación con colposcopía,  método superior de estudio del cérvix uterino, que no sólo identifica y determina la extensión de la enfermedad, sino que también permite identificar la zona más afectada para poder tomar una muestra pequeña de tejido llamada biopsia, a fin  de tratar a la paciente en forma precisa.


Cuando se diagnostican lesiones pre cancerosas de cuello uterino, deben ser manejadas por un experto, el tratamiento suele ser conservador con técnicas que buscan erradicar la zona donde ha germinado este pre cáncer, los especialistas en ginecología oncológica suelen emplear en enfermedades pequeñas, tratamientos como el cono LEEP o crioterapia, existiendo otras metodologías para lesiones mayores.

Cuando la enfermedad fue diagnosticada en estadío de cáncer, el tratamiento dependerá del grado de compromiso de la paciente, de esta forma si la lesión está limitada al cérvix el manejo será probablemente algún tipo de histerectomía radical, de haberse extendido hacia los ligamentos que sostienen al útero se podría tratar con radioterapia o incluso con quimioterapia combinada. El pensamiento del ginecólogo oncólogo va dirigido a solucionar el problema de la paciente, debiendo brindar la forma de terapéutica más acorde a su situación pero debemos enfatizar que mientras más tardío es el diagnóstico y tratamiento las posibilidades de curación son menores, por tanto el acudir al especialista oncólogo en forma anual para realizar todas las pruebas necesarias y llevar una vida sana son las mejores formas de prevenir tan penosa enfermedad.












Share

Tags: , , ,

12 Responses to "Cáncer de Cérvix"

    • Gina ColonaNo Gravatar says:
    • Gina ColonaNo Gravatar says:
  • AndreaNo Gravatar says:
    • Gina ColonaNo Gravatar says:
    • Gina ColonaNo Gravatar says:
  • Rita TonelliNo Gravatar says:
    • Gina ColonaNo Gravatar says:
  • PerlaNo Gravatar says:
    • Gina ColonaNo Gravatar says:
Leave a Comment

CommentLuv badge
Prevención, Detección y Protecciónclose